el aroma del pasto recien cortado, es en su lenguaje natural un volátil para pedir auxilio